La pandemia provocada por el coronavirus marcó el 2020 en todos los ámbitos de la sociedad.  A principios de marzo, todos quedaron sorprendidos con las nuevas medidas preventivas para combatir la propagación del virus. El aislamiento social que inicialmente duró quince días, se convirtió en un mes y, después de seis meses, todavía no hemos vuelto a la normalidad del todo. Las empresas y las personas se vieron obligadas a adoptar nuevos modelos de trabajo y socialización, abrazando así la llamada “nueva normalidad”.

La oficina cambió de dirección y muchos profesionales empezaron a trabajar en casa.  Las empresas tuvieron entonces que replantearse las mejores medidas para mantener el ritmo de trabajo en el sistema home office. Además de adecuar sus estructuras  para posibilitar el pleno funcionamiento de la operación, también fue necesario observar cómo apoyar al colaborador en este momento de incertidumbre, inseguridades e incluso ansiedad ante el escenario de emergencia mundial.

Los líderes, junto con el área de RRHH, comenzaron a jugar un papel aún más importante en la gestión de personas. El trabajo remoto impacta en la proximidad del equipo y con la distancia, era necesario estar aún más cerca de cada empleado para comprender sus necesidades individuales, determinando así las mejores soluciones para apoyarlos. Hay diferentes situaciones, empleados que viven solos, otros que comenzaron a compartir el espacio de trabajo con su esposa e hijos, etc., lo que revela diferentes puntos de cómo cada uno enfrenta el desarrollo de sus actividades en forma remota.

Para mantener a toda la empresa conectada e integrada,  Sky.One  buscó un modelo de comunicación continua, con reuniones semanales. En estas videollamadas se comparten resultados, anuncios de nuevos clientes, novedades e incluso la celebración de cumpleaños de los miembros del equipo. Esta ha sido una forma de asegurar que sigue funcionando el “corredor de la radio”, que culturalmente transmite mucha información sobre la empresa y fomenta la proximidad y la buena interacción interna.

Otra medida adoptada por Sky.One fue la aplicación del sistema OKR – Objetivos y Resultados Claves – una metodología de gestión de personas que ayuda a crear metas y delinear estrategias en las organizaciones con el objetivo de llevar más agilidad, claridad y organización a las personas. El sistema se implementó debido a la pandemia y hoy casi el 100% de la empresa ya está integrada. Publicado virtualmente, el sistema presenta mejor la dirección y aclara los objetivos de la empresa, lo que se ha logrado y lo que se prevé. Este modelo facilita la segmentación por áreas, además de atender las necesidades de cada individuo.

Rol del liderazgo en la gestión de personas.

Aunque el sector de RRHH es crucial para la gestión de personas, es el liderazgo el que ocupa el lugar más importante en el trato con los equipos. Cuando todos estaban sorprendidos por la pandemia, era necesario que los gerentes hicieran todo muy transparente sobre lo que estaba pasando con el resto de la empresa. Hace seis meses, había una enorme incertidumbre sobre las próximas direcciones: ¿cuándo pasará el virus? ¿Qué pasará con la economía?  

Entonces, era necesario ser muy honesto y presentar los riesgos y los planes estratégicos. La base para enfrentar este momento convulso en general ha sido la conversación y comunicación entre los líderes y sus equipos, además de mantener los resultados con un alto estándar de calidad, tranquilizando a los empleados.  

El proceso de recuperación

Ahora, el proceso de reanudar  las empresas está realmente sucediendo. Bares, restaurantes, comercios e industrias que antes estaban cerradas o con equipos remotos están volviendo a trabajar físicamente. Según la empresa de reclutamiento Spring Professional, el 38% de las empresas tiene la intención de volver a las actividades presenciales en 2021.

Luego de enfrentar problemas de adaptaciones durante la pandemia, el nuevo desafío es entender cómo volver a las actividades presenciales y cuáles son los modelos a implementar a partir de ahora. ¿Qué zonas pueden permanecer en el home office? ¿Cuáles son las ganancias y pérdidas de estar fuera de la oficina? Estos son algunos de los temas que se presentan en esta nueva etapa de la pandemia, y resaltando una vez más la importancia de estar atentos a las necesidades de cada uno.  

Con todas las novedades y sorpresas que hemos tenido en los últimos meses, la gran lección que queda es la importancia de entender la diversidad de demandas de cada empleado y así mantener una relación más cercana y de mayor confianza.  También en tiempos de crisis, el éxito de una empresa se basa en las personas, lo que hace que el diálogo y la transparencia sean imprescindibles en el entorno empresarial. Haga clic aquí  y hable con un experto para descubrir cómo Sky.One puede contribuir al éxito de su negocio.

Escrito por

Equipo Sky.One

Este contenido fue producido por el equipo de expertos en transformación digital y en la nube de SkyOne.