No solo los impulsores clave de la industria se han estado adaptando a los sistemas basados ​​en la nube. La computación en la nube ha ganado un espacio importante, brindando avances en muchas áreas, con énfasis en el sector de la salud. La tecnología permite explorar diferentes posibilidades, como compartir información entre médicos y pacientes de forma segura y eficiente.

Beneficios para la salud de la nube

Los beneficios para la salud de la computación en la nube son apreciables. Sigue los principales:

Gestión dinámica de la información

Con la nube, se hizo más fácil almacenar información entre el equipo médico y los pacientes. Registros médicos, exámenes e imágenes almacenados y compartidos de forma más estructurada, reduciendo el riesgo de pérdida de documentos. Se pueden consultar las historias de los pacientes, facilitando evaluaciones y diagnósticos. En términos generales, el profesional tiene acceso a datos como el número de veces que un determinado paciente ha sido hospitalizado, sus medicamentos y exámenes, lo que favorece el tratamiento.

Ayuda en el diagnóstico

En la nube, los médicos y los pacientes pueden acceder a los datos de los pacientes desde cualquier lugar, lo que les permite construir una relación que facilita la atención, las consultas, los diagnósticos y el tratamiento en su conjunto. La información también sirve para generar informes de enfermedades comunes en periodos específicos, así como en el diagnóstico cruzando los síntomas con las enfermedades almacenadas en la nube.

Ahorro en almacenamiento de datos

Los servidores han demostrado ser un punto de atención para las organizaciones de atención médica, sin embargo, la computación en la nube les permite reducir los costos de almacenamiento. También se puede acceder a los datos desde múltiples ubicaciones y está a salvo de fallas y accidentes.

Permite la investigación clínica

Las soluciones en la nube permiten soluciones de alto rendimiento en el proceso de investigación. Los servidores físicos suelen ser menos completos que la nube, lo que encarece el desarrollo de nuevos medicamentos, técnicas y tratamientos.

Aumenta las capacidades de telemedicina

La nube, junto con otros dispositivos, hacen posible brindar atención médica a distancia. Es posible consultar con el paciente estando en otra ciudad o país, tele-cirugías, además de monitorear pacientes a distancia.

Permite esfuerzos combinados para compartir datos

La capacidad de la nube para recopilar y utilizar información no se limita al hospital, ya que las organizaciones de atención médica pueden combinar esta tecnología y compartir datos de atención médica para desarrollar conjuntos de datos más consistentes y completos. De esta manera, es posible aprender de los sistemas y compartir información relevante para combatir enfermedades, por ejemplo.

La innovación es más accesible

Muchos de los beneficios de la computación en la nube se pueden obtener sin un gran personal de TI o presupuestos exorbitantes. La computación en la nube se ve como una inversión y no como un costo para las instituciones. Sin contar que una de las ventajas es el pago de los datos consumidos.

La nube trae una gama de beneficios para todos, y depende de los profesionales de la salud conocer las posibilidades y agregarlas a sus procedimientos y vidas diarias. La información estará segura y aportará más confianza a ambas partes: profesionales y pacientes.

¿Te gustó el post y quieres saber cómo la nube puede ayudar en tu segmento? Vaya al Sky.One y obtenga más información.

Crédito de la foto: NEC Corporation of America NEC-Medical-51 a través photopin (licencia) [:]

Escrito por

Equipo Sky.One

Este contenido fue producido por el equipo de expertos en transformación digital y en la nube de SkyOne.