Control de documentos

 

Mensaje del Consejo de Administración

El cliente de hoy en día tiene un amplio acceso a la información de todo tipo y, por tanto, es cada día más exigente y consciente de lo que busca para sí mismo. Con esto, las empresas tienen en sus manos el gran desafío de comprender estas necesidades, atenderlas y, más que eso, satisfacerlas, buscando fidelizar a los clientes. Esta fidelidad es una lucha permanente que hace que las empresas se comprometan cada vez más con la calidad de sus productos y servicios.

 

Con esto en mente, Sky.One busca posicionarse en el mercado para ser reconocida como una empresa que guía su conducta por la ética, el respeto humano, y también por la responsabilidad con la sociedad.

 

Nuestro código representa los valores que tanto apreciamos y vivimos en la vida diaria de nuestra oficina. Estamos seguros de que su aplicación contribuirá a crear un entorno de trabajo sano, digno, respetuoso y de gran éxito, dejando claro que nuestro trato con todos no sólo depende de lo que hacemos, sino que tenemos en cuenta principalmente cómo lo hacemos.

 

¡Ven y pruébalo con nosotros!

 

¡Bienvenido a la FAMÍLIA SKY.ONE!

 

Qué es el Código de Conducta

 

El código de conducta describe la postura adoptada por la empresa, guiando las acciones de sus empleados para que actúen de acuerdo con los principios de la organización.

 

Todos los empleados deben actuar correctamente, con integridad y eficiencia en la búsqueda de resultados, incorporando los valores expresados en este código y obedeciendo los reglamentos internos y las políticas construidas.

 

Todos nuestros valores deben ser preservados en Brasil y en el extranjero, porque creemos que la ética y los principios no son mutables. La cultura de cada lugar cambia, pero las creencias y los valores permanecen.

 

Objetivos del Código de Conducta

 

El Código de Conducta de Sky.One se ha desarrollado con los siguientes objetivos:

 

  • Promover los valores de la empresa para que todos los empleados los conozcan, respeten y practiquen
  • Servir de referencia para las actitudes y el comportamiento de cada empleado
  • Contribuir a que estos valores sean respetados dentro y fuera de la empresa, con una mirada diferenciada hacia la sociedad
  • Arraigar los valores de Sky.One a través de su práctica continua
  • Facilitar el desarrollo de una sana competitividad entre los competidores
  • Consolidar la lealtad de los clientes y fidelizarlos
  • Añadir valor y reforzar la imagen de la empresa

 

A quién se aplica el código

 

El código de conducta empresarial se aplica a todos los profesionales que trabajan en Sky.One y debe regular las relaciones que estos profesionales mantienen dentro y fuera de la empresa:

 

  • Con los demás empleados de la empresa
  • Con proveedores, clientes, terceros, socios y competidores
  • Con la comunidad y la sociedad en general

 

Acerca de Sky.One

 

Cada día son más las empresas que necesitan agilidad, eficiencia y la mejor relación coste-beneficio.

 

A menudo, el camino hacia la transformación digital, que es un paisaje en constante cambio con nuevas tecnologías que surgen a diario, es muy complejo.

 

Especialista en la planificación, construcción y sostenimiento de entornos en la nube, Sky.One ha alcanzado notoriedad en el mercado de Cloud en América Latina con más de 1000 clientes y 1500 proyectos desplegados desde 2013, donde Sky.One trata cada proyecto como único. Servicios basados en los resultados, apoyados por socios estratégicos, que prestan servicios seguros y coherentes.

 

Quédese tranquilo dejando la complejidad de la nube en nuestras manos.

 

Consulte nuestra historia en: https://skyone.solutions/sobre/

 

Términos y expresiones utilizados

 

Para orientar la correcta comprensión de este Código de Ética y Conducta, los términos que se definen a continuación tendrán los siguientes significados, ya sea en singular o en plural, e independientemente del género:

 

  1. Sky.One, Auto.Sky, Sky.Saver, Guru.Sky: Son nombres de la empresa, sus productos y servicios;
  2. Agente público: cualquier agente, representante, funcionario, empleado, director, consejero o cualquier persona que ejerza, aunque sea temporalmente y sin remuneración, un cargo, función o empleo, elegido o designado, en cualquier entidad, departamento, organismo gubernamental, incluidos los entes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, la administración pública directa o indirecta, las sociedades de economía mixta, las fundaciones públicas, nacionales o extranjeras, la organización pública internacional, o cualquier partido político, incluidos los candidatos a cargos públicos en Brasil o en el extranjero;
  3. Código: este Código de Ética y Conducta de Sky.One;
  4. Empleado: todas las personas que trabajan en Sky.One, incluidos directores, empleados, colaboradores, becarios y aprendices;
  5. Ley Anticorrupción: ley nº 12.846, del 1 de agosto de 2013, y reglamentos respectivos;
  6. Ley de Licitaciones: ley nº 8.666, de 21 de julio de 1993;
  7. Ley de Improbidad Administrativa: Ley nº 8.429 de 2 de junio de 1992;
  8. Ley de Lavado de Capitales: ley. N° 9.613, de 3 de marzo de 1998; y
  9. Terceros: significa cualquier persona, ya sea física o jurídica, que actúa en nombre, en interés o en beneficio de Sky.One, proporciona servicios o proporciona otros activos, así como socios comerciales, incluidos, entre otros, agentes, consultores, proveedores, revendedores u otros proveedores de servicios.

 

Derechos fundamentales de los trabajadores

 

Cada empleado de Sky.One, independientemente de su función, cargo, puesto o salario, será tratado con respeto y atención, teniendo las condiciones para desarrollarse profesional y personalmente. Las condiciones de seguridad y salud en el trabajo serán objeto de atención constante, garantizando a los empleados el menor riesgo posible en el desempeño de sus funciones.

 

Por lo tanto, todos deben cumplir con las reglas generales de salud y seguridad, participando en actividades de capacitación, CIPA y orientación.

 

Conducta Personal y Conflicto de Intereses

 

Deben evitarse las actividades y relaciones personales que entren en conflicto con los intereses de la empresa, y se recomiendan las siguientes posturas:

 

  • En caso de duda sobre la existencia de conflictos de intereses, consulte a su superior inmediato y al área de Gestión de Personas;
  • Los Terceros también deben actuar y tomar sus decisiones teniendo en cuenta los intereses de Sky.One, evitando el conflicto;
  • Si el conflicto efectivamente existe, se debe buscar al director del área, así como al área de Gestión de Personas, buscando la mejor decisión para la empresa;
  • Los empleados con poder de decisión no pueden deliberar sobre asuntos en los que tengan un interés personal capaz de influir en su imparcialidad;
  • No acepte un puesto o función en otras empresas en horarios que entren en conflicto con su horario de trabajo;
  • Informar previamente a su director, que deberá consultar al área de Gestión de Personas, cuando cualquier empresa de su propiedad, de sus familiares o de personas cercanas a su relación sea calificada o contratada para prestar servicios o suministrar productos a la empresa;
  • Remitir a amigos y familiares a las vacantes existentes es una práctica tradicional y aceptada. Corresponde a las áreas responsables decidir sobre la selección y contratación, y no se permiten presiones que influyan en la admisión, promoción o destitución de los profesionales relacionados;
  • La aceptación de cheques regalo debe limitarse a obsequios de escaso valor, identificados con la marca de quien los presenta y no deben considerarse como un medio para influir en cualquier decisión comercial con la empresa. Los regalos que no se ajusten a esta definición deben ser rechazados. Para una mejor comprensión, el valor de los regalos y obsequios no puede exceder la ½ (mitad) del salario mínimo vigente, así como el ofrecimiento y o la recepción de regalos y obsequios debe respetar el plazo de 12 meses para una nueva ocurrencia;
  • Está prohibido ofrecer o recibir regalos o dádivas por parte de los Miembros de Sky.One, cuya finalidad es obtener una ventaja o favor a cambio del bien ofrecido o recibido;
  • Las invitaciones a eventos, viajes y otros deben ser informadas al área de Gestión de Personas, para su evaluación conjunta con el director del área;
  • La aprobación de los gastos de cada profesional es responsabilidad del superior inmediato y del director, de acuerdo con las disposiciones de la planificación estratégica.

 

Conducta en relación con los medios de comunicación

 

Solo los empleados designados para actuar como portavoces están autorizados a hablar en nombre de Sky.One. Si se busca algún empleado para dar información, redactar artículos o dar entrevistas en nombre de la empresa, deberá informar a su superior inmediato, el área de Gestión de Personas, así como al área de comunicación.

Sky.One considera fundamental el papel de la prensa y de otros vehículos de comunicación en la formación de la imagen de la organización y procura proporcionar información y responder siempre a las solicitudes, pero considera su derecho a no manifestarse sobre cuestiones que van en contra de su interés o a mantener el secreto sobre informaciones consideradas estratégicas.

 

Conducta Hacia la Empresa y sus Activos

 

Cada empleado de Sky.One tiene la responsabilidad de utilizar y preservar adecuadamente los bienes y activos de la empresa que forman parte de su trabajo. La norma también se aplica a los bienes de clientes, socios y terceros utilizados en la actividad de la empresa. Dichos bienes y activos no deben utilizarse en beneficio personal, salvo autorización expresa de la empresa.

 

Entre los bienes y activos, podemos mencionar: equipos, instalaciones, inmuebles, mobiliario, planes de negocio, información técnica y de mercado, programas informáticos, maquetas, papeles y documentos de trabajo y otros que forman parte del patrimonio del grupo.

 

La apropiación o el uso indebido de cualquiera de estos activos, incluyendo su copia, venta o distribución a terceros, son delitos graves que pueden dar lugar a sanciones laborales o penales.

 

Las innovaciones desarrolladas por los profesionales a través de su trabajo en la empresa y las patentes y derechos de propiedad derivados de estas invenciones se incorporan al patrimonio de la organización y permanecen en ella después de que el empleado abandone la empresa.

 

El uso de los equipos y medios de comunicación del grupo (teléfono, correo electrónico, internet, Skype, Slach y otros) para comunicaciones y contactos personales debe limitarse a lo necesario. No se puede utilizar la internet para transmitir o recibir información ofensiva, agresiva, pornográfica, política, religiosa o de otro tipo. Asimismo, todos y cada uno de los contenidos transmitidos por los medios de la empresa son susceptibles de verificación y análisis por parte del área de Gestión de Personas en caso de necesidad.

 

La información debe ser divulgada interna y externamente sólo por las personas autorizadas a hacerlo de forma precisa, objetiva y adecuada. Cada empleado es responsable de la custodia de la información que posee y debe informar a su superior jerárquico de cualquier hecho que pueda parecer extraño o incompatible con los valores de Sky.One. Las declaraciones falsas, calumniosas o maliciosas sobre los compañeros, la empresa, los negocios, los socios, los proveedores o los clientes pueden ser objeto de sanciones laborales o penales.

 

Los registros contables deben ser elaborados y controlados por los responsables directos de los mismos, respetando la legislación, las normas fiscales y las reglas de la empresa. Las inscripciones y registros están a cargo del área de contraloría.

 

Los empleados que tienen acceso a información privilegiada tienen el deber de mantenerla confidencial, incluso si ya no trabajan para la empresa. El uso de esta información en beneficio personal o de terceros es un delito, sujeto a sanciones laborales y penales.

 

Los papeles de trabajo, los informes, la correspondencia y otros documentos utilizados en el ejercicio de la actividad profesional son propiedad de la empresa y no pueden ser sustraídos ni copiados cuando el trabajador es despedido.

 

Conducta Hacia la Sociedad

 

Sky.One busca vivir en armonía con su entorno, respetando a las personas, las tradiciones, los valores y el medio ambiente. Igualmente, a través de la acción social, busca colaborar activamente en el desarrollo de la sociedad en su conjunto, en la mejora de la calidad de vida de las comunidades desfavorecidas y en la reducción de los problemas de desigualdad social.

 

La empresa está en contra de cualquier tipo de trabajo infantil y debe asegurarse de que sus clientes, socios y proveedores sigan el mismo principio.

 

Sky.One apoya y realiza actividades que ayudan al desarrollo de los niños de las comunidades cercanas y, en la medida de lo posible, ofrece programas de aprendizaje a estos jóvenes.

La empresa también busca mantener una relación respetuosa con las entidades sindicales y no discrimina a los profesionales sindicalizados.

Disposiciones Anticorrupción

 

Se prohíbe a los Miembros de Sky.One y a los Terceros ofrecer, prometer, hacer, autorizar o proporcionar (directa o indirectamente) cualquier ventaja indebida, pagos (incluidos los pagos de facilitación), regalos o la transferencia de cualquier cosa de valor a cualquier persona, ya sea un funcionario público o no, para influir o recompensar cualquier acción o decisión oficial de dicha persona para su propio beneficio o el de Sky.One.

 

Además de los actos mencionados en el caput, están prohibidas todas las demás conductas, ya sean de acción u omisión, que puedan significar una violación de los principios y valores de Sky.One, la legislación vigente, en particular la Ley Anticorrupción, la Ley de Improbidad Administrativa, la Ley de Licitaciones y la Ley de Lavado de Capitales.

Todos los contratos celebrados con Sky.One deberán contener una cláusula anticorrupción que haga referencia al presente Código de Ética.

 

Siempre que sea posible, se informará a los Socios de Sky.One y a los Terceros de las sanciones que pueden derivarse del incumplimiento de la Ley Anticorrupción, destacando siempre la disposición de responsabilidad objetiva basada en dicha ley.

Además de los principios generales ya mencionados, todas las interacciones entre Miembros o Terceros y Agentes Públicos, en nombre o en beneficio de Sky.One, deben guiarse por los siguientes principios específicos:

 

  1. Probidad: No se deben practicar actos que tengan como objetivo eludir o influenciar indebidamente a los funcionarios públicos para que actúen o guarden silencio contra el interés público.
  2. Precisión en el lenguaje: el lenguaje en todas las comunicaciones con Agentes Públicos debe ser lo más preciso y técnico posible, a fin de evitar malas interpretaciones sobre los temas tratados. No se deben utilizar términos o expresiones que solo las personas que sostienen esa comunicación puedan entenderlos.
  3. Registro de información: siempre que sea posible, la información intercambiada con Agentes Públicos en encuentros u otras reuniones (presenciales, por videoconferencia o mediante llamadas telefónicas) deberá formalizarse por escrito en el acta y, posteriormente, archivarse. Además, los nombres de los participantes de las reuniones y encuentros, el cargo que ocupan, el nombre de la institución u organismo al que están vinculados, la fecha, hora y los temas que se han tratado en estas reuniones deben aparecer en estos registros.

La responsabilidad objetiva no requiere prueba de intención o culpa. Por lo tanto, incluso si no se tomó ninguna acción con la intención de cometer un acto de corrupción, si la acción u omisión en cuestión cae bajo los siguientes supuestos, puede haber responsabilidad basada en la Ley Anticorrupción:

  1. Prometer, ofrecer o dar, directa o indirectamente, un beneficio indebido a un Agente Público, o a la tercera persona relacionada con él.
  2. Demostrado el acto de financiar, costear, patrocinar o de cualquier forma subsidiar la práctica de actos ilícitos previstos en la Ley Anticorrupción.
  3. Demostrado el uso de persona física o jurídica para ocultar o encubrir sus intereses reales o la identidad de los beneficiarios de los actos realizados.
  4. En cuanto a licitaciones y contratos: a) frustrar o defraudar, mediante ajuste, combinación o cualquier otro expediente, el carácter competitivo del procedimiento de licitación pública; b) prevenir, perturbar o defraudar la realización de cualquier acto de procedimiento de licitación pública; c) remover o buscar remover a un postor, mediante fraude u ofreciendo una ventaja de cualquier tipo; d) defraudar licitaciones públicas o contratos resultantes de la misma; e) crear, de manera fraudulenta o irregular, una persona jurídica para participar en licitaciones públicas o celebrar un contrato administrativo; f) obtener un aprovechamiento o beneficio indebido, de forma fraudulenta, de modificaciones o prórrogas de contratos celebrados con la administración pública, sin autorización legal, en el llamado a licitación o en los respectivos instrumentos contractuales; o g) manipular o defraudar el equilibrio económico-financiero de los contratos celebrados con la administración pública. 
  5. Dificultar la actividad de investigación o fiscalización de los organismos, entidades o agentes públicos, o intervenir en su desempeño, incluso en el ámbito de los organismos reguladores y los órganos de fiscalización del sistema financiero nacional.

La interacción con los agentes públicos aumenta el riesgo de ser descubierto en los casos mencionados. Por lo tanto, todas las personas cubiertas por esta Política deberán estar atentas para que ninguno de sus actos pueda generar responsabilidad en base a la Ley Anticorrupción.

Por ejemplo, un empleado que promete u ofrece algún tipo de beneficio, como dinero, comidas y viajes a Funcionarios Públicos (bancos públicos, municipalidades públicas, miembros del Poder Legislativo, etc.), con el fin de que realicen actos oficiales más rápidamente o más beneficiosos para Sky.One violará la Ley Anticorrupción. No es necesario que el beneficio prometido u ofrecido sea entregado, ya sea por la negativa o no del propio Agente Público, para que se configure la violación en cuestión.

 

Interacciones Sensibles

La interacción de los Miembros de Sky.One y de los Terceros, especialmente de aquellos que realizan actividades de relaciones gubernamentales, con funcionarios públicos o políticos se guiará siempre por las directrices de este Código y de las demás políticas de Sky.One, especialmente la Política de Interacción con Agentes Públicos.

Las interacciones entre Miembros o Terceros y agentes públicos, en el desempeño de sus actividades que brindan a Sky.One, deben ser registradas e informadas al Comité Ejecutivo y al Compliance Officer de Sky.One.

 

Contratación de Empleados y Proveedores de Servicios Externos

La contratación de Miembros y Terceros por Sky.One debe basarse en su mejor interés, verificando la capacidad técnica de estos profesionales para ocupar funciones, cargos o brindar servicios a Sky.One.

Sky.One no contratará como empleado o proveedor de servicios a personas o empresas relacionadas con agentes públicos para la realización de sus actividades.

Los contratos celebrados por Sky.One con empleados y Terceros se formalizarán por escrito y contendrán una cláusula anticorrupción y una mención explícita del presente Código de Ética.

Antes de ser contratados por Sky.One, todos los empleados y Terceros deben conocer las disposiciones de este Código y otras políticas de Sky.One, y se les debe instar a cumplirlas mientras dure su relación con Sky.One.

Reembolsos de Gastos Corporativos

Los gastos corporativos, es decir, incurridos en la realización de actividades o en la adquisición de bienes en beneficio de Sky.One por parte de cualquiera de sus Miembros, serán reembolsados únicamente previa presentación del recibo y aprobación del director ejecutivo de Sky.One.

En ningún caso Sky.One reembolsará gastos personales de sus Socios o de Terceros o que, aun no siendo personales, supongan cantidades desorbitadas, no acordes con el valor de mercado para realizar una determinada actividad o adquirir un determinado bien, o que no vayan acompañados de documentación acreditativa.

 

Sanciones

Cualquier violación de este Código o de otras políticas de Sky.One por parte de los Miembros de Sky.One y de Terceros será reportada al Consejo Ejecutivo de Sky.One y al área de Gestión de Personas, que hará la primera evaluación sobre el reporte.

Los miembros que incurran en las violaciones mencionadas en este Código de Ética pueden estar sujetos a advertencias o sanciones de despido.

Los Terceros que incurran en las infracciones mencionadas en este Código de Ética pueden estar sujetos a sanciones por resignación o terminación del contrato.

Además de las sanciones previstas en el presente Código, en caso de que las infracciones mencionadas en el presente Código de Ética sean constitutivas de delito, Sky.One podrá notificarlo a las autoridades competentes o adoptar las medidas administrativas o judiciales oportunas.

Las sanciones previstas en este Código se aplicarán teniendo en cuenta la gravedad de los actos realizados.

 

Otras Disposiciones

Canal de Denuncias

Los Miembros y Terceros tienen el deber de reportar al área de Gestión de Personas la ocurrencia de cualquier violación o sospecha de violación de las disposiciones de este Código, las políticas de Sky.One, el Estatuto Social de Sky.One o cualquier ley brasileña aplicable. Para ello, Sky.One pondrá a disposición de los usuarios un Canal de Denuncias, que permitirá atender adecuadamente las denuncias de irregularidades identificadas de forma segura y, si se desea, anónima.

Como empresa asociada a la ABES, utilizamos el canal independiente de denuncia:

http://www.umaempresaetica.com.br/

Todas las denuncias serán remitidas automática y directamente al área de Gestión de Personas, que hará el primer análisis y llevará el asunto al Consejo de Ética, manteniendo al denunciante preservado.

No se permitirán ni tolerarán represalias contra cualquier persona que, de buena fe, informe de una inquietud sobre una conducta ilegal o de incumplimiento de acuerdo con las instrucciones establecidas en este documento.

 

Responsabilidad por el Código de Conducta

La responsabilidad general del Código Ético recae en el Comité de Ética (formado por los consejeros) en alianza con el área de Gestión de Personas.

Cada jefe de equipo se considera corresponsable, teniendo la obligación de:

 

  • Conocer el código en detalle, aclarando las dudas de sus equipos. Cuando no se pueda apoyar, el asunto debe ser remitido al área de Gestión de Personas.
  • Adoptar comportamientos y actitudes que se correspondan con lo propuesto en el código, siendo ejemplo y viviendo los valores que Sky.One cree en su vida diaria.
  • Divulgar los valores de la empresa y las definiciones establecidas en este código a equipos, socios y clientes, orientándolos sobre cómo proceder.
  • Arraigar los valores de Sky.One a través de su práctica continua.
  • Identificar violaciones al código y actuar para corregirlas y eliminarlas, llevando los casos a la atención del área de Gestión de Personas para su discusión en comité.

Cada empleado de Sky.One debe velar por el cumplimiento del Código de Ética e informar a su superior inmediato y al área de Gestión de Personas cuando tenga conocimiento de alguna infracción a las normas.

Validez del Código

Las disposiciones de este Código tendrán una vigencia de 2 (dos) años, cuando deberá realizarse su revisión.

Código de ética y conducta de Sky.One v2.0