La transformación digital se ha visto rápidamente impulsada por el Covid-19 y la necesidad de que los profesionales que trabajan en oficinas pasen a hacerlo a distancia en sus hogares. Esto ha llevado a la creación de millones de oficinas conectadas en todo el mundo.

Debido a esto, no es de extrañar que las violaciones de datos hayan crecido en volumen y complejidad en 2020, ya que el número de violaciones aumentó un 273% en el primer trimestre en comparación con 2019

En todo el mundo, el secuestro de datos marcó un récord en el primer semestre de 2021: se detectaron 304,7 millones de intentos de ransomware en el semestre, mientras que la cifra total de 2020 quedó por debajo, con 304,6 millones, según datos de la empresa de ciberseguridad SonicWall, publicados en julio de 2021.

En este informe, Brasil ocupa el quinto lugar en la lista de países con mayor número de ataques.

Lo más sorprendente es que un solo hacker robó 34 millones de registros de usuarios de diecisiete empresas distintas en 2020.

El trabajo remoto ha creado nuevas oportunidades para que los hackers exploten los dispositivos y las redes vulnerables de los empleados.  Por ello, McKinsey & Company ha estimado que la transformación digital ha avanzado algo como siete años en sólo pocos meses.

¡Siga este artículo hasta el final para conocer las principales tendencias de ciberseguridad para 2022!

Lea también: ¿Cómo garantizar la seguridad de los datos en la nube?

 

Tendencias de ciberseguridad para 2022

El volumen de datos almacenados será aún mayor en los próximos años

El mundo almacenará 200 zetabytes de datos en 2025, según Cybersecurity Ventures.  Este total inimaginable incluye datos almacenados en infraestructuras informáticas privadas y públicas, en infraestructuras de servicios públicos, en centros de datos en la nube y en dispositivos personales.

Tendencias de ciberseguridad para 2022

Infografía elaborada por Cybersecurity Ventures para representar el aumento del volumen de datos.

Entre las influencias para que esto ocurra se encuentran la transformación digital y el modelo de negocio de las empresas, con más personas que hacen negocios utilizando el Internet como principal canal de transacción de datos. Nuestro modo de vida es cada vez más online y es probable que la tendencia continúe.

Por lo tanto, está claro que proteger estos datos de los ataques no es una tarea fácil, especialmente cuando hay tantos tipos y estándares de seguridad diferentes en los dispositivos. Hay que buscar soluciones más avanzadas.

El aumento de transacciones en línea se convierte en blanco de amenazas cibernéticas

Durante la pandemia, los consumidores se desplazaron drásticamente hacia los canales online. A su vez, las empresas y los sectores comerciales respondieron dando prioridad a lo digital. 

Así lo demostraron los encuestados por Cybersecurity Ventures: son tres veces más propensos ahora que antes de la pandemia a decir que al menos el 80% de sus interacciones con los clientes son de naturaleza digital.

Del mismo modo, el aumento del volumen de transacciones hace que los ojos de los delincuentes se fijen en estos datos, aumentando el riesgo. Hablando de datos de pago entonces, cuando se utilizan en plataformas sin estándares de seguridad óptimos, se puede acceder a ellos fácilmente.

La tendencia de los ciberdelincuentes es adoptar el ransomware

Según un estudio de investigación de Deep Instinct, el uso de ransomware aumentó un 435% en 2020 en comparación con 2019. La razón es que el ransomware se ha convertido en el arma preferida de los hackers en el panorama digital inducido por el Covid-19. La transformación de tantas empresas que operan en modo predominantemente digital ha creado más blancos para la extorsión.

El detalle es que el pago medio por ransomware ha crecido hasta unos 234.000 dólares por evento, según la empresa de ciberseguridad Coveware.

El mayor cambio en los últimos dos años es que los actores de las amenazas se han dado cuenta de que sus tácticas se adaptan a empresas mucho más grandes sin aumentar mucho sus propios esfuerzos.

Los expertos confirman que invertir en ciberseguridad es una decisión empresarial

Hemos seleccionado frases de expertos que lo demuestran: la ciberseguridad está ligada a las decisiones empresariales en su conjunto.

Fuente: Cybersecurity Is a Business Decision, Publicado el 2 de noviembre de 2020, Autores: Paul Proctor y Srinath Sampath

  • “La ciberseguridad es una decisión empresarial. Los CIO deben adoptar una visión estratégica de la ciberseguridad como una decisión empresarial que equilibra las necesidades de protección con los resultados deseados. Los factores tecnológicos, ambientales y empresariales que impulsan la ciberseguridad influyen en el modo en que se construye un programa de ciberseguridad en el contexto empresarial. La confianza y la resistencia están integradas en la seguridad y los resultados empresariales”.
  • “Desarrolle la forma en que mide y reporta la seguridad para reflejar los niveles de protección de sus resultados comerciales clave. Asegúrese de que sus controles de ciberseguridad sean consistentes, adecuados, razonables y efectivos. Trate la seguridad como una decisión comercial “.

Fuente: Top Strategic Technology Trends for 2021: Cybersecurity Mesh, publicado el 4 de febrero de 2021, escrito por Jay Heiser y Felix Gaehtgens

  • “La computación en la nube ofrece la escalabilidad y la accesibilidad necesarias para alojar servicios de seguridad que puedan dar soporte de forma fiable y cómoda a un tejido de ciberseguridad global. Ofrecer tecnología como servicio significa que el proveedor es responsable del mantenimiento y las actualizaciones rutinarias. El equipo de ciberseguridad de la empresa puede centrarse en el mantenimiento de la política y dejar que el proveedor se preocupe de la fontanería. La investigación de Gartner indica que el 80% de las organizaciones esperan utilizar la seguridad como servicio para 2023.”

¿Por qué las empresas están migrando a la nube y cómo se relaciona esto con la ciberseguridad?

Como sus datos se almacenan en la nube, puedes acceder a ellos sin importar lo que le ocurra a tu máquina. Incluso puedes borrar remotamente los datos de los dispositivos perdidos para que no caigan en las manos equivocadas.

En este caso, aporta dos aspectos importantes:

Automatización del Proceso de Seguridad

La falta de personal de seguridad experimentado debería llevar a las organizaciones a confiar cada vez más en la automatización del proceso de seguridad. Las herramientas de automatización garantizan operaciones de seguridad continuas y automatizadas basadas en reglas y procedimientos preestablecidos.

Así, las tareas de seguridad pueden llevarse a cabo de forma rápida, eficaz y con menos posibilidades de error.

La privacidad de los datos como foco

Con la creciente preocupación por la gestión y la seguridad de los datos, la privacidad debe formar parte de los requisitos de cumplimiento. En la nube, esto ya se define como una disciplina propia y cada vez más importante para mantener la ciberseguridad.

Recuerde que la privacidad de los datos afecta a casi todos los aspectos de una organización, desde la dirección de la estrategia corporativa hasta la seguridad, los recursos humanos, la gobernanza y las adquisiciones. Pero con la nube es mucho más fácil cumplir los requisitos de la Ley General de Protección de Datos (LGPD).

Ahora que ya sabe todo sobre la ciberseguridad y cómo funciona la nube para garantizar el alto nivel de seguridad, ¡migre su sistema a la nube en pocas horas y reduzca hasta el 70% de sus gastos de TI con las soluciones de Sky.One!