Si busca el término “escalabilidad” en el diccionario, probablemente no lo encuentre. Esta palabra es una adaptación de la lengua inglesa, que designa la capacidad de expansión de un sistema sin sacrificar su desempeño. Este término se ha comenzado a utilizar de forma extendida en las áreas técnicas de la industria informática y se ha convertido en un neologismo en español. En los últimos años, este término estuvo muy presente en los resultados de búsqueda y está directamente relacionado con los beneficios que ofrece la nube.

Gracias a la escalabilidad, el usuario puede pagar solo por lo que consume, es decir que se ajusta al modelo tradicional de pago por uso (pay-per-use en inglés). De este modo, se evitan los gastos excesivos y el consumo innecesario de recursos y, además, se reducen los riesgos de infraestructura. Para las empresas emergentes o startups, esta flexibilidad es incluso más significativa, dado que permite optimizar recursos y minimizar costos. Sin embargo, en función de las necesidades de implementación de su empresa, la aplicación del nuevo entorno elástico virtual requiere competencias específicas. ¿Quiere conocer un poco más acerca de esta estructura escalable?

La escalabilidad en la teoría

En la teoría, podríamos definir escalabilidad como una característica de un sistema que indica su capacidad de atender una cantidad creciente de trabajo de manera uniforme. Es decir, la capacidad de la infraestructura para hacer frente a una demanda creciente de uso. Pero, ¿cómo se la puede ampliar? Basta con optimizar los recursos de infraestructura para obtener el máximo rendimiento de los equipos. Cualquier empresa, independientemente de su tamaño, debería preocuparse por este aspecto.

¿Ha pensado en la posibilidad de que su empresa no sea lo suficientemente rápida y eficiente como para hacer frente al crecimiento? Si esto esto así, podría perder grandes oportunidades de negocios debido a las condiciones cambiantes. Por ello, a la hora de construir su infraestructura de TI, se recomienda tener en cuenta la escalabilidad no como un recurso adicional, sino como una necesidad. Contar con sistemas virtuales que operen con modelos en la nube le servirá parar atender la creciente necesidad de almacenamiento de su empresa y ganar una ventaja competitiva.

Cuanto mayor sea la expansión, menores serán los recursos

Debido a los cambios climáticos que se han producido en el planeta, los ambientalistas se concentran en el consumo responsable de los recursos naturales. En el campo de la tecnología, el uso inteligente de la estructura de TI es uno de los principales focos. Hoy, la escalabilidad se apoya en el concepto de elasticidad virtual, en lugar de física, de los centros de datos. De este modo, la empresa puede aumentar su capacidad y desempeño sin períodos de inactividad ni actualizaciones caras, a la vez que se beneficia de la economía de espacio, la consolidación de los equipos y la reducción del consumo de recursos energéticos.

Pero, ¿cuál es el principal beneficio de la nube?

Para Mike Small, miembro de la Asociación de Auditoría y Control de Sistemas de Información (ISACA), la escalabilidad es el mayor beneficio de la computación en la nube. Según él, esto les permitirá a las empresas reducir costos y acceder a las últimas tecnologías. Pero para poder migrar sus datos con éxito a la nube, es necesario establecer un buen nivel de gestión, principalmente para evitar problemas de seguridad y gestionar identidades y accesos.

Las principales causas de preocupación, que por lo general hacen que las organizaciones de TI se vean obligadas a adoptar iniciativas de monitoreo, son los severos requisitos legales o contractuales que rigen el almacenamiento y la seguridad de datos. Junto con el modelo virtual, siempre se debe incluir la seguridad para garantizar la protección de información importante.

Un nuevo modo de administrar las infraestructuras de TI

Antes, la administración de la infraestructura de TI requería un control centralizado y físico de las instalaciones informáticas. Pero con el surgimiento de la nube, la TI comienza a modificarse para poder hacer frente a la creciente demanda del mercado corporativo. La administración de esta estructura escalable también se enfrenta al desafío de redefinir un modelo de monitoreo dentro de entornos híbridos, tanto en la parte tradicional de TI como en la parte virtual en la nube.

¿Su empresa ya cuenta con una solución de TI escalable? Le presentamos Sky.One, una empresa que ofrece soluciones en la nube que le permitirán acompañar el crecimiento de su negocio.

Escrito por

Equipe Sky.One

Este conteúdo foi produzido pela equipe da SkyOne, composta por especialistas em nuvem e transformação digital.