Las empresas modernas se enfrentan a todo un dilema. Por una parte, tienen sistemas de IT seguros y establecidos que conocen bien, tienen bajo su total control y pueden manipular como lo deseen. Sin embargo, estos sistemas son demasiado rígidos para el dinámico mercado moderno, que siempre está a la búsqueda de pescar desprevenida a cualquier compañía que se rehúse a adaptarse.

Por otra parte, los sistemas SaaS basados en la nube les dan a los usuarios finales herramientas de nivel empresarial que pueden configurarse en infinitas maneras y que se distribuyen con un modelo de pago por consumo, lo que las hacen muy rentables. Estos sistemas son ideales para poner a prueba ideas nuevas con rapidez y mejorar la productividad. 

Pero mientras que la nube ha hecho fuertes incursiones en el panorama de la IT moderna, los gerentes siguen sintiéndose incómodos ante su naturaleza “remota”. No cabe duda de que cargar datos altamente sensibles en la computadora de otro resulta inquietante, sin que importen todos los acuerdos que puedan haberse firmado. 

Aun así, darle la espalda a las aplicaciones basadas en la nube puede significar la renuncia a ganancias por productividad y el aumento de costos operativos y tiempo de comercialización. ¿Pero qué pasaría si hubiera una mejor manera de obtener lo mejor de los dos mundos? 

Las soluciones posmodernas pueden ayudarlo para que se pueda crear  un entorno seguro y experimentar formas de trabajar más nuevas y veloces. Aquí le mostramos cómo.

Local o en la nube? Decídalo usted

El mayor detractor para optar por tecnologías de ERP más nuevas es, por lejos, el percibido riesgo de seguridad que viene junto con ellas. La mayoría de los consumidores de ERP cree que mantener los datos críticos de las misiones en casa les permite instaurar protocolos de seguridad adecuados para su forma particular de trabajar.  

La gestión de datos está dictada principalmente por los niveles de tolerancia al riesgo que tiene una organización. En función de la política de una compañía, esta puede preferir mantener algunas formas de datos localmente. Dicho esto, el SaaS ha avanzado mucho desde su auge. Algunos podrían decir que la percepción de los consumidores sobre la seguridad en el sitio como superior a la nube surge de un miedo más profundo a la pérdida del control. Muy parecido a la gente que tiene miedo a volar o que desconfía de los conductores porque no es ella la que está en la cabina de mano o detrás del volante, creer que la seguridad en el sitio es mejor que los líderes de mercado de la nube, como AWS y Google Cloud, puede basarse en una percepción sesgada. 

Un proveedor de servicios cuya existencia entera depende de que el servicio funcione como es debido tomará muchas más medidas para garantizar una seguridad apropiada que una empresa que está en una industria diferente y que ha invertido lo mínimo indispensable en su infraestructura de IT. De hecho hasta el sector público, largamente conocido por su paranoia sobre la seguridad, ha empezado a pasarse a la nube. El propio Pentágono está analizando la migración del Departamento de Defensa (DoD, Department of Defense) a la nube bajo el contrato de nube JEDI (Joint Enterprise Defense Infrastructure). 

SaaS: nuboso con probabilidades de ahorros de costos

Pero toda esa seguridad no tiene sentido si la compañía no puede brindar resultados de alta calidad al mercado, algo que la nube se especializa en facilitar. Por ejemplo, recursos humanos, gestión de relaciones con clientes, ventas y marketing pueden pasarse a una nube pública o privada de manera segura. Con esto las empresas pueden recortar sus gastos, perfeccionar nuevos métodos de trabajo y reducir los costos de funcionamiento de manera significativa.

También vale la pena mencionar que la nube se está volviendo más segura con cada año que pasa, lo cual se refleja en la mayor confianza de los clientes. Las compañías están comenzando a alojar información sensible en la nube pública. Lumitron Technologies, por ejemplo, implementó una solución de ERP en la nube que aloja información propietaria sensible en forma separada de las funciones regulares de la empresa. 

Tal como en nuestro artículo hablamos de cómo la arquitectura posmoderna está llevando los ERP al siglo XXI, las aplicaciones de SaaS se actualizan regularmente, pueden integrarse con otras aplicaciones y ofrecen una seguridad robusta, lo que las hace ideales para los despliegues no críticos.

ERP posmoderno y IT bimodal: un calce perfecto

Las compañías se familiarizarán con el enfoque del mejor de su clase, donde cada función de IT tiene una aplicación dedicada trabajando en forma aislada. El ERP posmoderno lleva esto más lejos al instalar un sistema de ERP central tanto en la nube como en forma local, y luego agregar aplicaciones al entorno a medida que surge la necesidad. El énfasis general está en asegurarse de que todas las aplicaciones dispares se integran y comparten datos tal como se requiere, mientras que la información confidencial se mantiene segura. 

El enfoque posmoderno está bien insertado en la definición de IT bimodal, que se enfoca en integrar dos estilos de trabajo muy diferentes. El modo 1 usa sistemas y mejores prácticas heredadas, seguras, predecibles y bien comprendidas, mientras que el modo 2 se enfoca en explorar tecnologías y estilos de trabajo más nuevo y riesgosos.

La IT bimodal tiene una buena lógica de negocios. Primero, los datos empresariales críticos, como información sobre clientes y pagos, pueden quedar confinados a entornos altamente seguros que tienen derechos de acceso estrictos. 

Luego, las aplicaciones de nube federada pueden impulsar la innovación o las funciones no centrales. Mientras que las aplicaciones de la nube proporcionan una alternativa económica a las costosas soluciones locales, las empresas pueden jugar y perfeccionar ideas nuevas sin incurrir en fuertes gastos generales.

Pensamientos para concluir

La marca distintiva de la IT posmoderna es su énfasis en la integración. A medida que el nuevo enfoque requiere que todas las diferentes aplicaciones se comunican fluidamente entre sí, el middleware se convierte en algo muy importante. Cuanto mejor sea la integración, más seguro se vuelve su entorno de IT. En nuestro próximo artículo, analizaremos varias estrategias que pueden usarse para llevar a su organización desde lo heredado hasta la era posmoderna.

Le interesa averiguar más? No dude en dejar un comentario abajo, o comuniquémonos para hablar de la forma en que podemos ayudarle a que tenga mejores resultados al tiempo que mejora la seguridad en toda la organización.

Escrito por

Equipe Sky.One

Este conteúdo foi produzido pela equipe da SkyOne, composta por especialistas em nuvem e transformação digital.