El término XaaS fue creado para expresar la idea de “Algo como un servicio” o “todo como un servicio”. Este acrónimo se refiere a un número creciente de servicios que se suministran a través de Internet en lugar de hacerlo de forma local. XaaS viene a formar parte de la esencia de la computación en la nube.

Los ejemplos más comunes de XaaS son Software como Servicio o Software as a Service (SaaS), Infraestructura como Servicio o Infrastructure as a Service (IaaS) y Plataforma como Servicio o Platform as a Service (PaaS). El uso combinado de estos tres procesos se denomina modelo SPI (SaaS, PaaS, IaaS).

¿Qué significa todo como servicio?

La expresión Software as a Service (SaaS), un concepto bastante conocido actualmente, se refiere a un Proveedor de Servicios de Aplicación, o Application Service Provider (ASP), que realiza el hosting de un software al que se puede acceder desde cualquier lugar. Este tipo de aplicación se impulsó principalmente a partir del concepto de computación en la nube que permitió que, además del software, se pudieran ofrecer otros tipos de actividades como servicio.

A partir de ese momento, surgieron otros modelos “aaS” que abarcaban áreas como comunicación, infraestructura, monitoreo y plataforma. Lo que todos tienen en común es la naturaleza “bajo demanda” de sus ofertas.

El modelo bajo demanda (on-demand) tuvo una buena aceptación en el mercado porque funciona sobre la base del uso; si uno utiliza el servicio 2 horas al mes, paga solo 2 horas de uso. A medida que las empresas comenzaron a probar este flujo de trabajo, el uso del servicio empezó a reflejarse en un cambio en los conceptos relacionados con el servicio.

El modelo XaaS para nuevos servicios disponibles

Una de las ofertas más interesantes de XaaS es el monitoreo como servicio, o Monitoring as a Service (MaaS), que consiste en mantener la infraestructura alojada en la nube y hacer un monitoreo automático de sus sistemas y servicios. Un ejemplo del modelo MaaS es la solución Sky.Saver, que permite ahorrar gastos de infraestructura para quienes utilizan AWS.

Comunicación como Servicio (CaaS) es un término que utilizan varios servicios de telefonía relacionados. Bajo el término general CaaS se incluyen los sistemas de Voz sobre IP (VoIP), también conocido como Voz como Servicio (VaaS), Distribución Remota de Llamadas Automática (ACD), Central Privada Automática (Private Branch Exchange – PBX), entre otros.

La Infraestructura como Servicio (IaaS) también es ampliamente conocida gracias al servicio EC2 (Elastic Compute Cloud) de Amazon. Aquí, los servidores virtuales y sus recursos (CPU, memoria y espacio en disco) se asignan y dimensionan dinámicamente en función del uso.

Escritorio como servicio, o Desktop as a Service  (DaaS), es un servicio en la nube en el que un proveedor de servicios en la nube aloja la infraestructura de back-end. Se trata de una arquitectura en la que el proveedor DaaS se encarga de las tareas de almacenamiento de datos, respaldo, seguridad y actualizaciones, y los datos del usuario se copian y se ponen a disposición en los escritorios virtuales cuando se inician y también cuando están apagados.

La Recuperación de Desastres como Servicio, o Disaster Recovery as a Service (DRaaS) es un sistema por el cual una empresa que no es necesariamente un proveedor de la nube, replica y aloja sus servidores físicos o virtuales para proporcionar soluciones de conmutación por error en el caso de un desastre. A veces, este proveedor hospedará sus datos en la nube. Es especialmente útil para las PYMEs que no poseen infraestructura, tecnología o personal calificado para implementar un plan de desastre y recuperación en el sitio.

Ventajas del modelo XaaS

Dentro de las ventajas del modelo bajo demanda y, más específicamente el XaaS, se incluye la posibilidad de que las pequeñas y medianas empresas puedan competir con las mayores. Las PYMEs utilizan estos servicios bajo demanda y pueden competir utilizando una fracción del costo que sería necesario para invertir en la compra de hardware, software y personal experimentado para configurar y mantener estos servicios.

Otra ventaja es la facilidad de adquirir un marco completo de servicios y poder crear una empresa completamente virtual. ¿Dónde se ubica su empresa? En todas partes.

Todo como un servicio es una buena idea y se trata de un concepto que no queda solo para la teoría. El XaaS puede ayudar en diversos tipos de negocios y exige una baja inversión inicial y un tiempo de inicio reducido. Todo con una buena planificación y una arquitectura bien definida al servicio de la estrategia operacional de las empresas.