Por: Roberto Arruda* 

Todos sabemos que los cambios son constantes, la nueva normalidad prueba nuestra capacidad de adaptarnos a un escenario totalmente improbable. Es imposible tratar de anticipar o predecir el futuro, pero sabemos que estamos experimentando un gran desafío a una velocidad extraordinaria. ¿Cómo enfrentaremos estos desafíos?

Las crisis generan cambios permanentes. A lo largo de mi experiencia, experimenté algunos desafíos que tuvieron grandes impactos económicos, financieros y humanos. En momentos como este, se deben seguir algunas reglas: es necesario mirar a las personas, ya que es una situación de gran ansiedad e incertidumbre. Debe crearse una comunicación muy transparente y directa, que transmita confianza, cree optimismo y experiencias positivas. Y, por supuesto, mire por dentro y por fuera: pregúntese cómo le está yendo a su empresa en este momento, cuáles son sus prioridades, cómo están sus clientes y qué puede hacer por ellos.

Este es el momento adecuado para que las empresas tomen valores y cultura del papel y el discurso y los presenten en la práctica, y el líder tiene un papel fundamental en este proceso. Inspira y ayuda a las personas a hacer lo mejor que puedan ahora. ¡Es esencial comprender la verdadera dinámica del liderazgo para ganar este período!

Recuerdo que en 2001, Cisco Systems, la compañía para la que trabajaba en ese momento, un gigante de Internet, una de las compañías más valiosas en Wall Street, despidió a aproximadamente el 20% de sus empleados.

Pero, ¿qué es diferente ahora para enfrentar la crisis y la reanudación? Dos puntos me llaman la atención: tecnología avanzada y la infraestructura disponible. En crisis pasadas, no teníamos tantos recursos disponibles. Tales recursos transformarán la forma en que vamos a enfrentar el desafío actual.

La forma en que nos interactuamos, cómo nos comunicamos, cómo trabajamos de forma remota transformará la forma en que hacemos negocios. La nube, por ejemplo, es una infraestructura disponible para que podamos reanudar los negocios rápidamente. Escalabilidad, rendimiento, seguridad, movilidad, hoy están disponibles para ti.
 

Finalmente, otro punto importante es cómo juntos nos prepararemos para la reanudación de los negocios. Estoy hablando de la fuerza de ventas. La forma, el cómo, cambiará. Se requerirán nuevas habilidades y competencias, que van desde la forma en que hacen prospección, hasta la forma de revisar la propuesta con el cliente. Los cambios significativos en las relaciones entre empresas requerirán una nueva preparación, un nuevo compromiso.
 

Queremos apoyarlos para que se acelere la reanudación. Eres muy importante para Sky. Uno y juntos trabajaremos en la nueva normalidad para salir más fuerte.

 

* Roberto Arruda es Chief Revenue Officer (CRO) de Sky.One