El movimiento de la nube le ha planteado un desafío a la manera en que las empresas operan en casi todos los niveles. Desde finanzas hasta marketing, relaciones con clientes y gestión de datos, los servicios basados en la nube están haciendo que la necesidad de invertir en una costosa infraestructura local sea casi irrelevante. El antiguo  y humilde ERP, aunque llegue rezagada, es testigo del mismo cambio que han sufrido otras herramientas empresariales. Muchas compañías encuentran que la necesidad de actualizar y mantener constantemente un software enorme es demasiado tediosa, demanda inversiones considerables y, frente a alternativas más económicas, es innecesaria. 

El ERP posmoderno ayuda a que las empresas eviten los problemas recurrentes de mantener los costosos ERP heredados, porque genera un ecosistema único que potencia los sistemas locales y los basados en la nube. A diferencia de los sistemas de ERP monolíticos, las aplicaciones en el ERP posmoderno se integran a demanda. Entonces, si una compañía encuentra que su personal genera sus mejores resultados con Basecamp y Hubspot, ambos pueden agregarse a su infraestructura posmoderna. Esto quiere decir que esta compañía ya no tiene que buscar una manera de hacer que las soluciones agrupadas de un ERP monolítico funcionen, y puede usar cualquiera que le sirva.

Pero claro que es más fácil decir que se va a implementar una estrategia posmoderna que realmente hacerlo. Lograr que todas las diferentes aplicaciones se comunican fluidamente entre sí es una tarea abrumadora; sin embargo, la estrategia de un ERP posmoderno toma esto en cuenta. Gartner definió un enfoque de tres capas para implementar un ERP posmoderno usando sistemas de registro, sistemas de diferenciación y sistemas de innovación. El Enfoque Pace Layered, tal como se lo conoce, desglosa las aplicaciones basándose en sus ciclos vitales. 

Crear un sistema de registros ágil

Cada implementación de ERP se construye sobre un Sistema de Registros (SoR, System of Records), que sirve como fuente de todos los datos para este sistema. En organizaciones con sistemas complejos de gestión de la información, contar con un SoR homogéneo se convierte en algo fundamental, ya que los diferentes sistemas pueden no estar de acuerdo acerca de la misma información. Este desacuerdo puede provenir del uso de fuentes diferentes, diferencias semánticas, tiempo de la extracción de datos, transformación y carga de información, y opiniones diferentes. 

Mientras que los sistemas de ERP monolíticos vienen con un SoR básico que se asegura de que todos los módulos se encuentren en la misma página, la estrategia de un ERP posmoderno requiere que el SoR se adapte a requisitos cambiantes. Con la gestión estándar de datos, los equipos de TI se concentraban en crear el registro más actualizado para toda la organización. Como esta elevada meta requiere un gran aporte de tiempo, muchas veces el resultado llega demasiado tarde como que tenga algún valor para la empresa. 

Agile MDM intenta obtener ganancias rápidas en lugar de hacer un barrido amplio que puede tocar aspectos de TI que tal vez no sean relevantes en ese momento. Esta estrategia puede ayudar a que las compañías hagan la transición hacia una forma de vida posmoderna. En Agile MDM, los equipos de TI se enfocan primero en el problema de negocios relevante más actual. Entonces, si la compañía está pasando por una reparación logística, puede darse prioridad a los datos logísticos antes que a otros conjuntos. De forma parecida, si hay una gran campaña de marketing en curso, los que tendrán precedencia son los datos de los clientes. Esto ayuda a que la organización cree un “registro maestro” que combina datos significativos y actuales, provenientes de varias fuentes, en una imagen precisa.

Implementar un sistema de diferenciación

Un Sistema de Diferenciación (SoD, System of Differentiation) consiste de aplicaciones que habilitan capacidades específicas de la industria. Se trata de paquetes que le brindan a su compañía su punto de venta exclusivo. Por ejemplo: para una empresa de logística, el diferenciador principal puede ser su potente Sistema de Gestión de Transporte (TMS, Transportation Management System), que le permite planificar rutas con gran eficiencia. Para una empresa de RR. HH., puede ser la capacidad de identificar y reclutar talento de alto nivel, y de proporcionar herramientas intuitivas y de autoservicio. Los SoD requieren que los departamentos de TI y de negocios de la empresa participen, dado que son responsables de su ventaja competitiva. 

En la capa de SoD es donde una arquitectura posmoderna comienza a mostrar sus ventajas. Los métodos únicos de una compañía requieren aplicaciones exclusivas, con funciones que puedan permitir que las mejores prácticas se ejecuten con eficiencia. Un ERP monolítico, aunque esté bien integrado, también vendrá con módulos que pueden ser suficientes o no. 

Establecer un sistema de innovación en la parte superior

La capa superior de la TI de una empresa consiste de aplicaciones que tienen un ciclo de vida bastante corto, y que van tratando los nuevos requisitos empresariales a medida que aparecen. Las nuevas ideas y tecnologías se prueban rápidamente a través de los SoR. Esta capa usa aplicaciones que facilitan la experimentación y se beneficia de una cultura de trabajo ágil. Ya se ha probado que la nube habilita innovaciones para compañías en todos los ciclos de crecimiento, y constituye un lugar ideal para alojar sistemas de innovación. 

Migrar de lo monolítico a lo posmoderno

Como cada una de estas capas tendrá su propia cultura, funcionalidades, y modelos de gobernanza y de datos, hacer que trabajen juntas se convertirá en un desafío. Los CIO necesitan habilitar medidas de control sólidas en cada una de las diferentes capas al tiempo que otorgan la libertad suficiente al SoD y SoI, de tal manera que puedan funcionar de manera óptima. 

La clave para hacerse posmoderno con éxito radica en comprender que el proceso de migración tiene que ser lento y gradual. Parte del enfoque debe ubicarse en garantizar el menor tiempo inactivo que sea posible. El primer paso consistirá en implementar un sistema de registro. Si usted está manejando un sistema de ERP, ya cuenta con un SoR. Sin embargo, bien puede estar pensando en mover su SoR a la nube para tener más agilidad. 

Comience haciendo una copia de todos sus datos existentes en un almacén de datos de la nube, junto con sus esquemas. Como los almacenes de la nube admiten diferentes esquemas, puede aprovechar la oportunidad para cambiar por uno nuevo si lo requiere la dirección de su empresa.

A continuación, deberá decidir si quiere trabajar con una sola nube o adoptar un enfoque de varias nubes. Si bien una sola nube le permitirá una integración más fácil, ya que su equipo de TI necesitará usar solamente un tipo de API, esto también quiere decir que todos sus huevos de TI estarán puestos en una sola canasta. La alternativa es usar varias nubes, que le permitirán integrar una variedad más amplia de aplicaciones; pero la integración será más complicada. Existe una gran cantidad de herramientas y técnicas de integración que pueden ayudarlo a superar muchos de los desafíos. 

Conclusión

Migrar hacia un sistema posmoderno implica mucho más de lo que se aprecia a simple vista. Mientras que los aspectos técnicos son verdaderamente complejos, volverse posmoderno requiere también cambios culturales y organizacionales. Contar con las herramientas adecuadas hará que el traspaso sea más fluido, pero un asociado de integración cualificado que conozca las maneras de la posmodernidad puede eliminar por completo las complicaciones. ¿Le interesa averiguar más? No dude en dejar un comentario abajo, o comuniquémonos para hablar de la forma en que podemos ayudarle a que tenga mejores resultados al tiempo que mejora la seguridad en toda la organización.